DELEUZE, Gilles (1965) - Nietzsche (Arena, Madrid, 2000) Impostado

download DELEUZE, Gilles (1965) - Nietzsche (Arena, Madrid, 2000) Impostado

of 60

  • date post

    06-Jul-2018
  • Category

    Documents

  • view

    213
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of DELEUZE, Gilles (1965) - Nietzsche (Arena, Madrid, 2000) Impostado

  • 8/17/2019 DELEUZE, Gilles (1965) - Nietzsche (Arena, Madrid, 2000) Impostado

    1/60

    Nietzsche

    Para un a losofía de

    la

    fuerza o de

    la

    voluntad pare-

    ce difícil expl icar cómo la s

    fuerzas

    react ivas, cómo los

    «esclavos››,

    los

    «débi les › › ,

    vencen.

    Porque

    s i

    lo

    qu e

    sucede e s

    que todas junt as forman una fue rz a mayor

    qu e la de

    los fuer tes, difícilmente

    se

    ve lo

    qu e ha

    c a m-

    b i ad o

    y sobre

    qu é

    s e funda una evaluac ión

    cual i tat iva.

    P e ro e n

    ve rdad

    los

    déb i l es , los esclavos, no triunfan por

    adición de sus fuerzas, s ino por sust racc ión

    de

    la de lo

    otro: s e pa ra n a l

    fuerte

    de

    lo

    que é l

    puede.

    No

    triunfan

    por la compos ic ión de

    su potenc ia,

    s ino

    por

    la potencia

    de su

    con tag io . Ponen e n movimiento

    un

    deven i r - reac -

    tivo

    de todas

    las

    fuerzas.

    Es o

    e s

    la

    «degeneración››.

    Y a

    N i e t z s c h e

    e nse ña

    que los cr i ter ios

    de

    la lucha por la

    v ida,

    de

    la

    selecc ión natural , favorecen necesa r iamente

    a los

    débi les y

    a los

    enfermos en cuantol tales,

    a los

    «secundarios›› (s e l lama enferma

    a

    una

    vida

    reduc ida

    a

    sus procesos react ivos) .

    Con

    más

    razón, e n e l caso d e l

    homb r e , los criterios de la historia favorecen

    a

    los

    esclavos e n cuanto tales. La victoria

    d e l

    nihilismo

    la

    pro d uc e n

    un deven i r -en fermizo

    de toda la

    v id a y un

    deveni r-esc lavo

    de

    to dos los

    hombres .

    P or

    ello

    aún

    más habrá qu e ev i ta r los contrasent idos e n los térmi-

    no s nie t zscheanos «fuerte›› y < < d é b i l › › ,

    «señor››

    y

    «escla-

    vo››:

    e s

    ev idente qu e

    e l

    esclavo aunque tome

    e l

    po d e r

    no deja de se r esclavo, ni e l déb i l ,

    déb i l .

    La s fuerzas

    react ivas,

    aunque

    venzan, no de jan de se r react ivas.

    Pues to q ue , e n t od a s

    las cosas,

    según N i e t z s c h e , s e

    t rata

    de un a tipología cual i tat iva, se

    t rata

    de

    bajeza

    y de

  • 8/17/2019 DELEUZE, Gilles (1965) - Nietzsche (Arena, Madrid, 2000) Impostado

    2/60

    La

    filosofia 33

    dade s de las fuerzas.

    Y

    al igual que

    la

    in terpretación

    encuentra

    los

    principios de l sent ido en las fuerzas,

    la

    evaluac ión

    encuent ra

    los

    principios

    de

    l os va lores

    e n

    la

    voluntad

    de poder. -Habrá que

    evi tar

    f inalmente,

    en

    función de las consideraciones

    terminológicas

    que pre-

    ceden , reducir e l pensamien to de

    N i e t z s c h e

    a un

    s im-

    p le d u ali smo. Porque, lo

    v ere m os , le p ert e ne c e

    esen-

    c ia lmente a la armación e l

    se r

    ella m i s m a múltiple,

    pluralista, y a la

    negac ión

    e l se r una, o

    cargantemente

    monista.

    Ahora

    bien, la

    historia

    nos pone

    en

    p re s e nc ia d e l

    fenómeno

    más

    extraño:

    ¡las

    fuerzas

    react ivas

    triunfan,

    la

    negación vence

    dentro

    de la voluntad de poder N o

    solamente

    s e

    trata de la

    historia

    de l hombre, sino

    de

    la

    historia

    de la

    v ida,

    y de la de la Tierra, por lo menos e n

    su cara hab i tada por e l h o m b re . P o r

    todas

    p a rt e s v e mos

    el

    triunfo

    de l « n o › › sobre e l « s í › › , de la reacción sob re la

    acción. Incluso la v ida

    s e

    v u e lv e a da p ta t iv a y regulado-

    ra,

    s e

    reduce

    a sus formas secundarias:

    ya

    ni siquiera

    comprendemos loque

    signica actuar.

    Incluso las fuer-

    za s

    de

    la

    Tierra s e

    agotan

    sobre

    esta

    cara

    desolada.

    A

    esta victoria común de las fuerzas

    reactivas

    y de la

    voluntad de negar

    Nie tzsche

    la

    llama

    «nih i l ismo›› -o

    triunfo de los esclavos. El

    anális is

    d e l

    nihilismo,

    según

    Nie tzsche ,

    e s

    objeto

    de

    la

    psicología,

    dando

    por

    enten-

    d ido que esta

    psicología

    e s también

    la

    de l cosmos.

  • 8/17/2019 DELEUZE, Gilles (1965) - Nietzsche (Arena, Madrid, 2000) Impostado

    3/60

    Nietzsche

    principio oculto para

    la

    c reac ión de

    valores

    no recono-

    c idos. La

    voluntad de poder ,

    d ice N i e tz s ch e , n o con-

    s is te e n

    codic iar,

    ni

    s iquiera

    e n t om a r,

    s ino

    e n

    crear

    y

    en

    darl . El Poder,

    en

    cuanto voluntad

    de

    poder, no

    e s

    lo

    que la

    voluntad

    quiere, sino e s o q u e

    quiere

    en la

    volun-

    ta d

    (Diónisos e n

    persona). La

    voluntad

    de po d e r

    es

    e l

    elemento di ferencial de l

    que

    der ivan las fuerzas en

    opos ic ión y su

    respect iva

    cua l idad dent ro d e un

    com-

    plejo.

    P or

    lo tanto

    ella está s iempre

    presente

    como

    e le-

    men to

    móvil,

    aéreo, p lu ra li s t a . U n a fuerza

    m and a

    por

    voluntad

    de

    p od e r, p e ro también u na fu e rz a

    obe de ce

    por voluntad

    de

    poder.

    A

    los dos

    t iempos

    o

    cualidades

    de

    fuerzas

    les

    corresponden

    dos

    caras,

    dos

    qualia de la

    voluntad de

    poder,

    caracteres ú lt im o s y uyentes, má s

    profundos qu e los de las fuerzas q ue d e r iv a n de ella.

    Porque

    la voluntad de

    po d e r

    h ac e q ue las fuerzas

    act i -

    va s armen, y

    afirman su propia

    d i fe renc ia :

    e n e lla s

    la

    armación

    e s lo primero, la n e ga c ió n n o e s nunca

    sino

    una

    consecuencia,

    algo a s í

    como

    un acrecentamiento

    de goce.

    Pero

    lo propio

    de

    las

    fuerzas reactivas,

    por e l

    contrario, e s

    ante

    todo

    oponerse

    a

    lo

    qu e

    ellas

    no

    son,

    limitar lo otro: e n e llas

    la

    negación e s lo p ri me r o, y p or

    negac ión

    l legan

    a

    u na a p ar ie n c ia de a fi rm a c i ón . A s í

    pues, armación y

    negac ión

    s on lo s qualia de la volun-

    ta d de

    poder ,

    as í

    como

    act ivo

    y reac t ivo son

    las

    cual i -

    1

    C

    texto n° 25 . Z A

    Gilles

    Deleuze

    NIETZSCHE

    Traducción

    de

    Isidro

    Herrera

    y

    Alejandro

    del

    Río

    C on un a

    s e le c c ió n d e t e xt os

    de

    N I E T Z S C H E

    preparada por

    A R E N A

    L I B R O S

    G I L L E S

    D E L E U Z E

  • 8/17/2019 DELEUZE, Gilles (1965) - Nietzsche (Arena, Madrid, 2000) Impostado

    4/60

    Título Original:

    N ie t z s c h e

    La

    edición

    d e

    es ta

    Obra

    se beneficia

    del apoyo del

    Ministerio

    F rancés

    d 0

    Asuntos

    Exteriores

    y

    del Servicio de Cooperación

    y

    d e Acción Cultural

    d e la E m b aja d a

    de

    Francia e n España,

    en

    el

    marco

    de l programa

    de

    Partic ipación

    enla

    Publ icación (P.A.P.

    «García

    LOrca››)

    © P.U.F., 1965

    ©

    A R E N A L 1 E R O s

    s . L . 2000

    C/ N O V I C I A D O , 1 0 , 2 °

    C

    2 8 0 15 -

    M A D R 1 D

    T EL: 9 1 5 32

    46 O 2 - TEL./FAX:

    91 5 2 2

    80

    95

    E-mai l :

    arena@cgtrabajOsOcia1.es

    M A O U E T A C I O N

    Y

    P O R T A D A : E D U A R D O

    E S T R A D A .

    ISBN : 8 4-930708-4 -X

    DEPós1TO L E G A L : M - 3 8 1 6 2 - 2 0 0 0

    I