Sloterdijk y La Antropot©cnica

download Sloterdijk y La Antropot©cnica

of 38

  • date post

    27-Dec-2015
  • Category

    Documents

  • view

    20
  • download

    2

Embed Size (px)

Transcript of Sloterdijk y La Antropot©cnica

Peter Sloterdijk: Antropotcnicas y Homo immunologicus; o la Autoplastia como espacio auto-operativo, endo-retrico y socio-inmunitario1Dr. Adolfo Vsquez Rocca - Universidad Andrs Bello - Universidad Complutense de MadridRevista Observaciones Filosficas - N 15 / 2012 - 2013ResumenEn el presente artculo se profundiza en el concepto de "antropotcnica", desarrolladoin extensopor Sloterdijk en una de sus obras ms recientes,Has de cambiar tu vida,donde se aborda la historia de la intervencin del hombre sobre el hombre, desde las antiguas tradiciones filosficas de Oriente y Occidente hasta internarse en las modernas tecnologas gnicas. Sloterdijk sostendr que es a travs de la nocin de antropotcnica por la que el hombre des-oculta los caracteres latentes de su prehumanidad. Es a causa de su infradotacin orgnica que el ser humano despliega su potencial tcnico. No es, entonces, que el hombre haga "uso" de la tcnica, sino que el hombre es, en s mismo, un animal tcnico.

PETER SLOTERDIJK: ACROBATIC ANIMAL, ANTHROPOTECHNICS PRAKTIKEN UND DIE HUMAN DESIGN

AbstractIn this paper we examine the concept of "anthropotecnic" developed at length by Sloterdijk in one of his more recent works, You must change your life, which deals with the history of human intervention on man, from the old philosophical traditions of East and West to penetrate in modern genetic technologies. Sloterdijk argue that it is through the notion of antropotcnica by des-man hides his prehumanidad invisible characters. It's because of his organic underfunding mankind unfolds its technical potential. There is, then, that man does "use" of technology, but man is, in itself, an animal technician.

Palabras ClavesAntropotcnicas, biopoltica, animal diseado, biotecnologa, antropologa, antogenealoga, parque humano, esferas, inmunidad, ejercicio, pensar, asctica.

KeywordsAnthropotechnics, biopolitics, animal designed, biotechnology, anthropology, anthogenealogy, human park, spheres, immunity, exercise, think, ascetic.

Pronto me di cuenta que ante m se abran dos posibilidades: el jardn zoolgico o el music hall. No dud. Me dije: pon todo tu empeo en ingresar al music hall.Franz kafkaInforme para una academia

- Y aprend, estimados seores. Ah, s, cuando hay que aprender se aprende; se aprende cuando se trata de encontrar una salida! Se aprende de manera despiadada! Se controla uno a s mismo con la fusta, flagelndose a la menordebilidad.

Franz kafkaInforme para una academia2

Con todos los ojos mira la criatura lo abierto.Slo nuestros ojos estn vueltos del revsy puestas del todo en torno a ellacual trampas en torno a su libre salida.Lo que est afuera lo conocemos solamentepor la faz del animal...

R. M. Rilke,Elegas del Duino3

Introduccin: Un artista del trapecio.4

El que va en busca de la humanidad encontrar acrbatasPeter Sloterdijk

Un artista del trapecio-como se sabe, este arte que se practica en lo alto de las cpulas de los grandes circos es uno de los ms difciles entre todos los asequibles al hombre- haba organizado su vida de tal manera -primero por afn profesional de perfeccin, despus por costumbre que se haba hecho tirnica- que, mientras trabajaba en la misma empresa, permaneca da y noche en el trapecio. Todas sus necesidades -por otra parte muy pequeas- eran satisfechas por criados que se relevaban a intervalos y vigilaban debajo. Todo lo que arriba se necesitaba lo suban y bajaban en cestillos construidos para el caso.De esta manera de vivir no se deducan para el trapecista dificultades con el resto del mundo. Slo resultaba un poco molesto durante los dems nmeros del programa, porque como no se poda ocultar que se haba quedado all arriba, aunque permaneca quieto, siempre alguna mirada del pblico se desviaba hacia l. Pero los directores se lo perdonaban, porque era un artista extraordinario, insustituible. Adems era sabido que no viva as por capricho y que slo de aquella manera poda estar siempre entrenado y conservar la extrema perfeccin de su arte.Adems, all arriba se estaba muy bien. Cuando, en los das clidos del verano, se abran las ventanas laterales que corran alrededor de la cpula y el sol y el aire irrumpan en el mbito crepuscular del circo, era hasta bello. Su trato humano estaba muy limitado, naturalmente. Alguna vez trepaba por la cuerda de ascensin algn colega de turn, se sentaba a su lado en el trapecio, apoyado uno en la cuerda de la derecha, otro en la de la izquierda, y charlaban largamente. O bien los obreros que reparaban la techumbre cambiaban con l algunas palabras por una de las claraboyas o el electricista que comprobaba las conducciones de luz, en la galera ms alta, le gritaba alguna palabra respetuosa, si bien poco comprensible.A no ser entonces, estaba siempre solitario. Alguna vez un empleado que erraba cansadamente a las horas de la siesta por el circo vaco, elevaba su mirada a la casi atrayente altura, donde el trapecista descansaba o se ejercitaba en su arte sin saber que era observado.As hubiera podido vivir tranquilo el artista del trapecio a no ser por los inevitables viajes de lugar en lugar, que lo molestaban en sumo grado. Cierto es que el empresario cuidaba de que este sufrimiento no se prolongara innecesariamente. El trapecista sala para la estacin en un automvil de carreras que corra, a la madrugada, por las calles desiertas, con la velocidad mxima; demasiado lenta, sin embargo, para su nostalgia del trapecio. [...] 5 En los ltimos tiempos ha tenido lugar un resurgimiento de las "prcticas espirituales" que los filsofos llevaban a cabo con sus discpulos, como en los das de Platn, Aristteles y Epicuro. Precisamente Sloterdijk en su EnsayoHas cambiar tu vida, retoma este giro asctico siguiendo el ejemplo de Foucault, quien haba iniciado algunas investigaciones sobre ciertas "prcticas de s", a las que finalmente denominara biopoltica. Este conjunto de prcticas que Sloterdijk, por su parte, denomina prcticas psico-inmunolgicas se corresponde con la trada de sistemas inmunolgicos que son tratados en su trilogaEsferas6: el biolgico, social y psicolgico. Antropotcnicas se convierte en el motivo central de este anlisis que se define como las formas mentales y fsicas del ejercicio con el que los seres humanos se han esforzado para optimizar su estado inmunolgico csmico y social frente a los riesgos de la vida incierta y la aguda certeza de la muerte". Sloterdijk propone un despliegue y repliegue [rizoma, pliegue] de las formas fsicas y simblicas en lugar de nuevas topologas de ejercicio. Sloterdijk nos dir que el hroe de esta fase de la humanidad es una criatura que l denomina Homo immunologicus, que debe "dar a su vida, con todos sus peligros y vrtigos, un marco simblico que le permita luchar consigo mismo en la preocupacin por su forma". l ser humano es un ser en auto-formacin. As Sloterdijk dir: el que va en busca de la humanidad encontrar acrbatas, trapecistas, esto es, una raza de seres ejercitantes.

Adolfo Vsquez Rocca Ph.D1.- La inquietud moderna, el asedio de lo humano y la vida cercada.Como se sabe Sloterdijk dialoga con autores olvidados o marginales de la filosofa tradicional, particularmente en el desarrollo de sus tesis y posiciones antropolgicas. En una labor arqueolgica desentierra algunas tradiciones olvidadas por la antropologa clsica y de manual, para habrselas con autores de un linaje heterodoxo, figuras como Arnold Gehlen7, cuestionado por sus filiaciones con el nacionalsocialismo. Sloterdijk con vocacin provocativa e inclinacin a los escndalos mediticos trae a presencia estas figuras bajo sospecha y asume los riesgos de rodearse de una banda de reputacin controvertida. Por otra parte Sloterdijk tambin se inspira en autores de una tradicin acadmico-investigadora reconocida, que si bien pertenecen a la primera lnea de la lite intelectual, son ajenos a la farndula acadmica y al brillo fulgurante del marketing editorial, pensadores como Thomas Macho8y otros germanistas. Es de estas cruzas entre autores proscritos y olvidados exquisitamente escogidos(como Gabriel Tarde y su neo-monadologa), como de la milenaria sabidura de oriente dan como resultado algunas de las originalsimas tesis con las que Sloterdijk nos deslumbra. Dotado as de un talento innato para el marketing de las ideas, sagaz y provocativo como pocos, poseedor de una de las prosas ms elegantes de la literatura filosfica contempornea. Sloterdijk presenta en uno de sus ltimos libros Has de cambiar tu vida una profundizacin de tesis antropolgicas desarrolladas en libros anteriores (poco difundidos) comoExtraamiento del mundo9oEn el mismo barco10y, con una retrica tan abundante como eficaz, los recrea en un amplio escenario, hbilmente dispuesto para que sus tesis luzcan como una obra maestra sobre la condicin humana. Sin embargo la mayor originalidad del texto reposa en el plano de lo estilstico y lo terminolgico antes que en el de lo estrictamente conceptual.La vida humana como ejercicio: bajo esta perspectiva engloba Sloterdijk tres mil aos de historia del mundo, en los que el hombre ha sentido siempre un imperativo que le prohiba seguir como hasta entonces y le peda transformarse. Este llamado no es slo una constante de las ms diversas ascticas, de los pitagricos a los brahmanes, de los primeros cristianos a las rdenes monsticas medievales.2.- Sistemas inmunolgicos, era axialyreservoriosde pasiones [excedentes humanos].Como hemos anticipado, enHas de cambiar tu vida11, Sloterdijk aborda la historia de los procesos inmunolgicos espirituales desde las antiguas tradiciones filosficas de oriente y occidente hasta internarse en las modernas tecnologas gnicas. Sloterdijk en la primera parte de la obra nos pone de frente ante las tradiciones ascticas de Oriente y Occidente: pueden haber respuestas a la actual crisis global desde esos ejercicios ascticos? Leerlo es como conversar con un viejo sabio, al modo de Digenes de Snope12el cnico o algn otro sabio de voz p